•    arturonart@grup90.com   973 640 329

Administración de Comunidades


GRUP90 da un servicio profesional y eficaz en la gestión y administración de fincas con el mejor equipo humano y tecnológico.

Cada vez adquiere más importancia una buena gestión en las Comunidades de Propietarios. La Ley de Propiedad Horizontal, obliga a disponer de los recursos necesarios para conocer al día la situación de cualquier Comunidad de Propietarios, en aspectos como el estado contable, la relación de morosos, los trámites preceptivos con la Administración, tareas de mantenimiento, etc.

 

Nuestros principales servicios son:

Atención al publico 24h


Los comuneros de la comunidad dispondrán de un servicio gratuito desde un portal de Internet las 24 horas del día, donde todos los comuneros con códigos personalizados podrán acceder a sus cuentas, verificar su saldo en la comunidad, poder mirar las incidencias de la finca, así como comunicar cualquier incidencia o reclamación, obtener información de la finca, teléfonos de los industriales, notificar cambio de domiciliaciones bancarias…

Gestión administrativa en la comunidad


Custodia de toda la documentación de la comunidad. Seguimiento y revisión de los contratos de los proveedores de la comunidad: contratos Poliza del Seguros de la comunidad, contrato de Mantenimiento del Ascensor, Contratación de los industriales o profesionales, para velar el buen funcionamiento de la comunidad.

Preparación del ITE (Inspección Técnica de Edificios) revisión de la finca inspecciones Electricas y estructurales de la finca. Estudio personalizado para dar soluciones concretas las necesidades de cada comunidad. Proceder al cobro de las cuotas Ordinarias y Extraordinarias de las provisiones acordadas en las reuniones.

Disponemos de un equipo de profesionales expertos jurídicos para proceder a las reclamaciones que procedan.

Convocatorias y acuerdos en las reuniones


Las convocatorias de la Junta de Propietarios se hacen por escrito previa mente determinadas por el presidente de la Finca deben incluir obligatoriamente el siguiente contenido.

  • - Quien la Convoca
  • - Clase de Junta Ordinaria o Extraordinaria
  • - Día, hora y lugar en que se celebrará la Junta, con indicación de la primera y segunda convocatoria. Entre la primera y segunda convocatoria debe existir un separación de media hora. Si en la reunión de la Junta no acudiese en primera convocatoria la mayoría de los propietarios que representan la mayoría de las cuotas de participación, se procederá en segunda convocatoria con los propietarios asistentes, aunque no exista quórum.
  • - Orden del día con los asuntos a tratar.
  • - La relación de los copropietarios que a la fecha no estén al corriente en el pago de la cuotas comunitarias, indicando su privación del derecho del voto.

Envió de las Actas a los comuneros de los acuerdos obtenidos en la reunión de vecinos.

Trascripción de las actas en el libro oficial correspondiente firmado las mismas con el visto bueno del presidente.

Convocatoria de Juntas


Es un documento que cita a los propietarios de una comunidad para que acudan a un lugar en una fecha determinada con la finalidad de debatir y tomar decisiones sobre un conjunto de temas de interés común. En él también se especifican los nombres de aquellos que la convocan y los nombres de todos aquellos propietarios que no están al corriente de pago de cuotas.

Las Juntas deben convocarse siempre con antelación para que los asistentes o participantes puedan comunicar su asistencia o no a la asamblea.

Extractos resumen de gestión de cuotas


Uno de los asuntos que más preocupa a los propietarios de las comunidades de vecinos es el pago e impago de cuotas, ya que suponen la reserva económica de la comunidad y sin ellos no se pueden llevar a cabo los servicios que precise el vecindario o el edificio.

Existen muchos casos en los que no se lleva al día un seguimiento constante del pago de dichas cuotas y ello supone un problema para los vecinos que sí que pagan. Por ello es imprescindible un servicio que permita a los propietarios tener al día toda una lista de los pagos e impagos que ha realizado cada uno de ellos a lo largo del año, donde se especifique la correspondiente gestión que se ha hecho de estos. 

Documentación contable


Además de los documentos propios de la comunidad, hay toda una serie de documentos que también hay que tener en cuenta y elaborar para el buen funcionamiento de esta, que son los documentos contables.

Este tipo de documentos son los que nos sirven de soporte y base para dejar registradas las operaciones comerciales del vecindario. Su elaboración se hace de forma original y a partir de ella se sacan todas las copias como se precise.

Es aconsejable y práctico tenerlos organizados mediante carpetas contenedoras dependiendo del tipo y concepto que expresen, para tener mejor y más rápido acceso a la información. Nos aportan mucha información económica de la comunidad y significan un gran apoyo a la hora de conocer su estado financiero, lo que permite un mejor desarrollo de las operaciones contables. 

Variedad de presupuestos


A veces las comunidades de propietarios no son totalmente conscientes de cuánto dinero están gastando o no saben cómo gestionarlo bien para no tener pérdidas que se podrían haber evitado.

Los administradores de fincas son una buena opción para ayudarles a ver cuáles son sus necesidades principales como colectivo que convive día a día y cuánto dinero deben gastarse en su comunidad.

Y la mejor forma de hacerlo es mediante la confección y presentación de no uno, sino varios presupuestos* que incluyan toda la información especificada y categorizada en función de los gastos que podrían suponer todos aquellos actos que se precisan para la correcta y buena conservación de los bienes comunes.

(*) el motivo por el cual se presenta más de un presupuesto es muy sencillo: un solo presupuesto limita mucho las opciones a los propietarios, mientras que distintos presupuestos permiten, además de más variedad de soluciones, encontrar aquél que se ajusta más a las necesidades de la comunidad.

Gestión de los documentos comunitarios


Iniciar un documento en el que se requiera la participación de toda la comunidad o parte de ella no siempre es un proceso cómodo ni fácil, ya que se requiere la disponibilidad de todos los participantes y una actitud colaboradora por parte de todos.

Tener la ayuda de alguien que se ocupe de gestionar dichos documentos y, consecuentemente, organizar a la gente para que colabore con ello, supone un gran alivio tanto a nivel de trabajo como de responsabilidades para los propietarios, por eso se incluye este servicio, que pretende facilitar a la comunidad el procedimiento a la hora de elaborar un nuevo documento común.